Avena tostada con granada.

Hoy os dejo una recetilla muy fácil pero que en casa gusta mucho.

Es ideal para la merienda o para el desayuno.

merienda vegana

Los ingredientes (un poco a ojometro):
un bol de copos de avena
2 cucharadas de aceite de oliva
2 o 3 cucharadas de sirope de ágave
una granada

Cómo se hace:
Primero ponemos a calentar el horno a 150 grados.
En el mismo bol que tenemos la avena, le añadimos el aceite y el sirope y removemos bien para que quede todo impregnado.
En la bandeja del horno cubierta de papel le ponemos encima la avena bien repartida.
La metemos en el horno a la parte baja.
La vamos removiendo cada 5 minutos para que no se pegue ni queme y cuando veamos que está dorada la sacamos. Puede ser a los 15 o 20 minutos. Pero recomiendo que no te alejes mucho del horno.
Dejar enfriar.
Servir con una granada o con la fruta que quieras.

 

Publicado en Receta | Etiquetado , | 4 comentarios

Pudin de chia con puré de caqui.

Hacía mucho tiempo que veía por instagram mucha gente que se hacía postres con semillas de chia, y me llamaba mucho la atención. Y aún me entraron más ganas de hacer algo con ellas cuando leí en la wikipedia todas las propiedades que tienen. Para que luego la gente se piense que los vegetarianos estamos mal nutridos.

Pues eso, que después de ver varias recetas de pudin de chia, he decidido hacer esta tan facilita con los ingredientes que tenía a mano.

Pudin de chia

Los ingredientes:
una taza de leche de almendras
una pizca de canela
una cucharada de semillas de chia
un caqui maduro

Cómo se hace:
Se mezcla la leche con la canela y se añaden las semillas. Se tienen que mezclar de vez en cuando para que no se hagan grumos grandes.
Se deja reposar toda la noche para que las semillas se hidraten (como más horas reposen, más consistencia queda).
Al momento antes de servir, se tritura el caqui con la batidora, se pone en el fondo del vaso y encima las semillas.
Se puede poner un ratillo más a la nevera (si os podéis aguantar de comerlo) o servir directamente.
Simplemente delicioso.

***La textura me ha quedado un pelín líquida, así que si no la queréis así podéis añadir un poquito más de semillas.

Publicado en Receta | Etiquetado , | 6 comentarios

Un mes y medio después.

¡Hola! Vengo a saludar, estoy de paso. No me puedo quedar, estoy muy ocupada.

Hace un mes y medio que nació nuestro pequeño principito. Ha sido un mes y medio de cambios, sentimientos intensos, de sonrisas y algunas lagrimas, de pañales, teta, paseos, de homeschooling y escuela, de muchas palabras y pocos silencios, de cumples, de comidas familiares, de pelis y sofá,…

Muchos de los que me leéis por aquí, sé que estáis en instagram (que es dónde más activa estoy), pero para los que no, comparto unas cuantas fotos para que veáis lo que voy haciendo.

Mi vida con un vegano  Mi vida con un veganoMi vida con un vegano  Mi vida con un veganoMi vida con un vegano  Mi vida con un veganoMi vida con un vegano  Mi vida con un veganoMi vida con un vegano  Mi vida con un veganoMi vida con un vegano  Mi vida con un veganoMi vida con un vegano  Mi vida con un veganoMi vida con un vegano  Mi vida con un veganoMi vida con un vegano  Mi vida con un vegano Mi vida con un vegano  Mi vida con un vegano

 

Cuando tenga otro huequito, volveré a pasar por aquí.

Publicado en Instagram | Etiquetado | 8 comentarios

De viernes a viernes.

Mi vida con un vegano en instagram  Mi vida con un vegano en instagramMi vida con un vegano en instagram  Mi vida con un vegano en instagramMi vida con un vegano en instagram  Mi vida con un vegano en instagramMi vida con un vegano en instagram  Mi vida con un vegano en instagram Mi vida con un vegano en instagram  Mi vida con un vegano en instagramMi vida con un vegano en instagram  Mi vida con un vegano en instagram

Publicado en Instagram | Etiquetado | Deja un comentario

7 consejos para disfrutar de la lactancia materna *por Estela

El post de hoy es muy especial.

Y lo es, porqué lo ha escrito una amiga. Hace poquito que la conozco, pero hemos conectado, y parece que nos conocemos de mucho tiempo. Ella es Estela y seguro que muchos la conoceréis por el blog Nutrición Esencial, un blog que lleva junto a su compañero Iván, y juntos hacen unas recetas ricas y unas fotos y textos encantadores. A parte de este blog, Estela es dueña de Mujer Nube, un blog enfocado a la maternidad. Porqué Estela es mamá, pero también es psicóloga, doula y asesora de lactancia. Y como ahora yo estoy con el tema a flor de piel, se ha ofrecido a compartir unos consejos para llevar una lactancia feliz.

Muchas gracias Estela por la colaboración.

Aquí os dejo el artículo.

7 consejos para disfrutar de la lactancia materna.

Conoce tu cuerpo.
Durante el embarazo tu cuerpo va cambiando poco a poco. Todos los cambios se producen de acuerdo a la sabia naturaleza. Observa tu cuerpo, cada milímetro de tu piel… Mira tus pechos, como van cambiando durante el embarazo, también cambiarán durante la lactancia. Si quieres amamantar no necesitas dar ningún cuidado especial ni preparar tus pechos, sólo dale una buena hidratación para que la elasticidad de la piel no se resienta. Comer alimentos como aguacates, semillas, aceites vegetales de calidad, levadura de cerveza o germen de trigo la nutrirán de maravilla.

Acude a un grupo de apoyo a la lactancia materna.
Las mujeres embarazadas son bienvenidas a los grupos de lactancia. Te resultará muy útil ver a otras madres dar el pecho, escuchar sus dudas, consejos, situaciones frecuentes al inicio de la lactancia y como afrontarlas… Si te puede acompañar tu pareja sería perfecto. Muy importante: la lactancia no debe doler, si tienes cualquier problema busca ayuda lo antes posible. Todo tiene solución.

Las primeras horas de vida.
El bebé nace y os fundis en una mirada que se recuerda para siempre. Tras abandonar el útero, el mejor lugar donde puede estar el bebé es piel con piel, en el pecho de mamá. Si el bebé nació por cesárea, el papa puede pedir tener a su hijo piel con piel mientras mamá se recupera de la anestesia. La mamá ofrecerá al bebé el pecho lo antes posible, siendo recomendable que el bebé mame durante la primera hora de vida. Si tu parto no ha sido como esperabas, practicar piel con piel (mamá con torso desnudo y bebé en pañal) semanas, incluso meses después del parto/nacimiento es una manera de sanar a todos los niveles. ¡Disfrútalo!.

A mayor demanda, más producción.
Así funciona la lactancia materna. Cuanto más tome el pecho tu bebé, más leche producirá. ¿Te preocupa no tener leche?. Las mujeres con hipogalactia (falta de leche real) es baja, un 3%. Como ves, un porcentaje muy pequeño. Los 15 primeros días el cuerpo “calcula” la leche que la madre necesita producir, así que es importante que en este período le ofrezcas el pecho a menudo a tu hijo. Si quieres usar chupete, mejor a partir de las 6 semanas de nacer, así el bebé no se saltará tomas y tu producción de leche será la apropiada.

Intimidad y calma.
La lactancia es una relación, la mamá y el bebé necesitan tiempo a solas para conocerse, adaptarse y enamorarse. Las visitas pueden esperar. Las lavadoras pueden esperar. Los papeleos pueden esperar. En este momento, el papá ha de ejercer más que nunca de protector de su familia y gestionar visitas, recursos, etc. Indicar la duración de las visitas o pedir a la familia que traigan algo de comida casera os harán la vida más sencilla.

Barra libre de leche.
Cada bebé tiene un patrón y ritmo de alimentación único. Incluso si tienes varios hijos, verás diferencias entre ellos. Actualmente se recomienda la lactancia “a demanda”. Esto quiere decir cuando el bebé lo necesite. Si ha comido hace 1 hora y llora, se lleva los puños a la boca… tiene hambre. Ofrece el pecho y olvídate del mito de “la teta cada 3 horas y 10 minutos de cada pecho”. Esto incluye las noches, tu hijo te necesita las 24 horas del día y no entiende de relojes.

Hasta los 6 meses no se necesita más.
La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Una vez llegada a esta edad, se empezará de manera suave y gradual a ofrecer los primeros sólidos. Hasta el año de vida, el mejor alimento es la leche materna, por lo que le ofreceremos el pecho en primer lugar (o lactancia artificial si se escoge esa opción) y después los sólidos. Tras los 6 meses, la leche materna sigue siendo igual de buena, además no es sólo alimento, sino que también fortalece el sistema inmunológico del bebé y se crea un vínculo emocional muy sólido. La lactancia materna puede continuar tras la incorporación al trabajo y es una decisión que solamente incumbe a la madre y al bebé.

¡Feliz lactancia!.

Estela Nieto. Psicóloga, doula ,asesora de lactancia y mamá. www.nutricionesencial.es

Publicado en Colaboraciones, Estela | Etiquetado , , , | 6 comentarios
Página 1 de 8312345...102030...Última »